El día después de mañana: las tensiones sociales post pandemia

18 Views

En un nuevo encuentro organizado por Interact+ IAB, Fabián Jalife -Fundador y Chief Strategy Officer de bmc Innovation- y Nicolás Horovitz -Director  General de Contenidos de bmc Europa- compartieron las “Macrotensiones. Escenarios socioculturales del día después”.

La sensación de control o descontrol es fundamental. Si las sociedades ven muertos por la calle o terapias intensivas desbordadas es una cosa, una subjetividad, muy diferente de si eso no ocurre

Fabián Jalife

Fundador y Chief Strategy Officer de bmc Innovation

Comenzaron la reflexión explicando que no se trata solo de una crisis sanitaria, es “mucho mas, un vector de cambio social” y ejemplificaron: “Probablemente veamos efectos concretos en la geopolítica, en el capitalismo, una recuperación del rol del estado y la sociedad civil, pero también impactos en la psicología de las personas, en su forma de trabajar y vincular. Podríamos compararlas a las consecuencias de la postguerra o la crisis del 30”.

Los especialistas destacaron que la intensidad de todo el proceso estará estrechamente relacionada al nivel de duración de la pandemia, de si se trata de algo más episódico o más recurrente. “La sensación de control o descontrol es fundamental. Si las sociedades ven muertos por la calle o terapias intensivas desbordadas es una cosa, una subjetividad, muy diferente de si eso no ocurre”.
Por otro lado destacaron fuertemente las consecuencias del aislamiento y cómo el tiempo organiza la identidad. “Si el tiempo se disloca, la identidad entra en tensión, hay una crisis de identidad y una ruptura del hábito con consecuencias para consumo. Una identidad que se configura y se reconfigura”.
Desde la firma destacaron 10 tensiones sociales claves para entender la coyuntura de la pandemia y sus consecuencias:

  • Global vs Local : Sensación de coordinación global pero por otro lado movimientos hacia el ultra proteccionismo. Vamos a un mundo más fragmentado con modelos de sociedad diferentes. La sensación es de universalidad, “estamos todos en el mismo bote” pero un mundo que a la vez trae nuevos regionalismos, provincias, áreas que se cierran para no propagar el virus. También se observa un mindset de “primero lo nuestro”. ¿Hay lugar para los organismos internacionales? ¿O más bien fragmentación en la batalla contra la pandemia? La imagen de los países compitiendo por los suministros es elocuente.
  • Colectivo vs Individual: Un “nosotros” cada vez mas relevante. Un renacer de lo comunitario, la ayuda, los lazos. No termina el culto a lo individual pero hay cambios, un giro hacia lo colectivo.
  • Conveniencia vs Conciencia: Una lógica de supervivencia en el consumo: lo básico y necesario, un estado de excepción. En el “new normal” volverán los valores sustentables pero se reconfigurarán los ejes de discusión: ¿qué decisión de consumo o qué causa impacta más? También entrará a jugar el precio, es decir, lo sustentable como valor a la hora de comprar pero con precios accesibles.
  • Vida slow vs hiperproductividad: Llenás la agenda de cuarentena de cosas o la experiencia bucólica de vivir con menos, más simple, vuelta a lo original. Seguiremos con hiperproductividad en un marco de crisis, pero en el ocio los valores de saber elegir, quedarse más en casa, elegir con quien me vinculo, serán valores reforzados, un ritmo quizás menos maníaco.
  • Meritocracia vs inclusión social : “Cada uno tiene la cuarentena que se merece” está en tensión. Por ejemplo países aún sin visión de igualdad entienden que esta pandemia afianza brechas. El virus es arbitrario, no distingue, hay una lógica vinculada a la inclusión social: “nadie tiene la culpa de esto”.
  • Conexión vs desconexión: Una nostalgia marcada por un mundo real, físico al que extrañamos, por otro lado, multiplicidad de aprendizajes online a velocidad. ¿Cuáles de estas prácticas son sostenibles? Muchas de ellas, pagos, educación, llegaron para quedarse, nada de eso tiene retorno.
  • Naturalismo vs progreso científico : ¿Qué anti vacuna no quisiera una vacuna contra COVID-19? Vuelta a revalorizar la ciencia y la tecnología, Apple y Google metiéndose en la vida de todos si es que van a salvarla. ¿Productos congelados convienen frente a lo hecho casero? Probablemente, una vuelta a la seguridad alimentaria, a lo certificado. Alimentos funcionales en el futuro, que  fortifiquen y mejoren el sistema inmunológico y que eliminen enfermedades, virus. ¿Cómo impacta esto a futuro? ¿La distancia social, la obsesión de lavarse? ¿Las “new generation” quedarán marcadas por esto?
  • Fantasía vs realidad : Intoxicados de realidad y noticias. Búsqueda de compensación y regulación frente a la incertidumbre y la angustia, por ejemplo con indulgencias: repostería, amasado, calidez, sensación de hogar.
  • Equidad de género vs status quo moral : La pandemia trajo visualización del trabajo que se hacía en el hogar, el  servicio doméstico ausente y todo por hacer. La tarea de cuidado que era invisible quedó al descubierto. Seguramente potencie la mirada de género mas economicista: “las mujeres no son las que deben cargar con la crisis”.
  • Libertad vs seguridad : La seguridad es un valor de época. La forma en que compramos, tocamos los productos, seguramente cambiará. También sobrevienen modos de mostrar seguridad: “el virus afuera”, “el infectado”, categorías excluyentes como “el virus chino”. La otra forma es la de reparación, solidaridad, cuidados, comunidad. Una ética de cuidado desde el estado; probablemente, un nuevo contrato social.